LAS PROMOTORAS ASEGURAN LOS IMPORTES DE LA OBRA NUEVA CON PREVENTAS DEL 85%

Las compañías aseguran que debido al coronavirus no han visto perjudicados su negocio, ya que no ha habido cancelaciones de contratos ya firmados, lo que les invita a tener cierto optimismo para este año. Además, a pesar del confinamiento, se han podido realizar ventas online en las que el cliente puede realizar visitas virtuales, experiencias 360 º y conocer los planos y otros materiales visuales.

Borja García-Egotxeaga, CEO de Neinor Homes comenta que “los niveles de preventa que manejamos son garantía de nuestras entregas y de concluir nuestras promociones con éxito. En general disponemos de altísimos niveles de venta en nuestros proyectos, que nos permiten no tener la necesidad de ajustar precios en las viviendas aún disponibles y, a su vez, nos llevará a generar niveles de caja adecuados para mantener un buen equilibrio de nuestro balance”.
Además, indica que “en una situación como la actual, el sector inmobiliario residencial puede tener un papel clave en la recuperación económica del país. Las promociones tienen un inmenso efecto dinamizador de la actividad económica y sin duda manteniendo activas y contratando nuevas obras de edificación, nuestro sector resulta fundamental para mantener el tejido empresarial y la fuerza laboral en los próximos meses”.

José Carlos Saz, CEO de Habitat indica que “en la actualidad las promotoras tenemos una gran cobertura de nuestros objetivos de ventas para los próximos años. Y es que, en este nuevo ciclo, en términos generales, no se inicia la construcción de una promoción sin alcanzar de un 30% a un 50% de las preventas. Es por eso por lo que la mayor parte del volumen de las viviendas que están actualmente en construcción ya están comprometidas”.

Que exista una alta magnitud de preventas es un factor que contribuye a la seguridad y estabilidad del negocio de las promotoras. Además hay otras variables como indica David Martínez, CEO de Aedas Homes “la actual crisis sanitaria global no tiene que ver con lo que ocurrió en 2008”.
“En aquel momento, la situación de la industria inmobiliaria y de la economía en general era débil. Ahora la crisis nos ha cogido con una economía mucho más fuerte y con un sector solvente, con unos balances muy sólidos y, prácticamente, sin endeudamiento. Además, las promotoras no tenemos stock de vivienda acabada y contamos con una gran cobertura de los objetivos de ventas para este año y el siguiente”, indica el directivo, que indica que su apreciación es que “una vez que superemos esta crisis, volveremos de una forma razonablemente rápida hacia un nivel de ventas y actividad previo a la crisis del Covid-19”.

2020-05-26T11:44:56+00:00 16 de mayo de 2020|