Mapfre y Mutua Madrileña a la caza de activos inmobiliarios

El mer­cado in­mo­bi­liario sube de ni­vel, es­pe­cial­mente el de ofi­ci­nas. Aseguradoras como Mapfre, Mutua Madrileña, Catalana Occidente, Santalucía, PSN o Mutualidad de la Abogacía llevan tiempo de com­pras por el mer­cado in­mo­bi­lia­rio, bus­cando opor­tu­ni­dades tras años de cri­sis. Los flujos de in­ver­sión ca­na­li­zados por estos in­ver­sores ins­ti­tu­cio­nales han con­tri­buido a la re­cu­pe­ra­ción de este sec­tor.

Y con ese mejor tono del mercado ha llegado el momento de sacar partido a la inversión. Eso es lo que están haciendo compañías como Mapfre y Mutua Madrileña, en línea con su política de rotación de activos inmobiliarios y diversificación.

Mutua Madrileña ha vendido en pleno mes de agosto el Palacio de Miraflores, un inmueble situado en el centro de Madrid, a pocos metros del Congreso de los Diputados, a Remer Investment. El nuevo propietario ha pagado en torno a unos 60 millones de euros. Unos meses antes, en abril, Mapfre vendió a la inmobiliaria Gmp uno de sus principales edificios en Madrid, situado en el distrito de Chamberí, y a pocos minutos del Paseo de la Castellana. La operación ascendió a 72 millones de euros.

Estas ventas tienen en común dos cosas. La primera es que con ellas ambas han ganado mucho dinero. En el caso de Mutua, las plusvalías rondarían los 42 millones, según algunas informaciones; y en el de Mapfre generó un beneficio neto de 36 millones de euros para Mapfre España. Y la segunda, que ambas se han realizado en Madrid. No es casualidad. Según datos de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), la Comunidad de Madrid aglutina uno de cada dos euros invertidos en inmuebles por el sector asegurador, con 4.253 millones de inversión. Las inversiones inmobiliarias del sector en esta comunidad suponen un 2,2% del PIB regional, porcentaje muy superior al del resto de las comunidades. La segunda en este ranking sería Cataluña, con un 0,7%.

Según las cifras del Informe Estamos Seguros 2016, elaborado por Unespa, el valor en balance de los terrenos, construcciones y sus instalaciones técnicas en poder de las aseguradoras es de unos 8.650 millones de euros. Los últimos datos disponibles no son muy recientes, de finales de 2015, pero dan una idea del contexto. La cifra, comparada con el volumen de inversión total del sector, no es demasiado elevada, representa en torno al 3%, pero aún así convierte al sector asegurador en uno de los principales caseros del país. De hecho, también este verano, ambas aseguradoras han encontrado inquilinos nuevos, sacando también por esta vía un mayor rendimiento a esta partida de la cartera de inversiones. Las operaciones se cerraron en Madrid.

A finales de agosto, Mapfre firmó un acuerdo para alquilar a Abante Asesores 4.000 metros cuadros en uno de los edificios más emblemáticos de la aseguradora en Madrid, el que tiene en la Plaza de la Independencia, junto a la Puerta de Alcalá y el parque del Retiro. La aseguradora compró este edificio hace solo un par de años por 82 millones de euros. Justo un mes antes, en julio, Mutua Madrileña alquiló a Barclays su inmueble en la calle José Abascal, también adquirido hace poco, en julio de 2016, por 30,8 millones de euros.

Estos movimientos confirman la buena salud del mercado del alquiler de oficinas en España, y más concretamente en la capital, donde el incremento de la contratación de oficinas, según un estudio de JLL, ha sido del 25% en el primer semestre. Solo en el segundo trimestre se han cerrado en Madrid 165 operaciones frente a las 122 del trimestre pasado. Las rentas también se han disparado: las máximas continúan la tendencia al alza comenzada en 2013 y alcanzan los 30 euros mensuales por metro cuadrado, con un aumento del 7,5%, y con crecimientos anuales esperados del 3,1% en Madrid para el periodo 2017-2021.

El panorama pinta bien para el sector asegurador que, además de vender y de alquilar los edificios adquiridos para exprimir la rentabilidad de la cartera inmobiliaria, sigue protagonizando compras. Durante el verano se han conocido otras dos operaciones de este tipo.

En junio, Fiatc alcanzó un acuerdo con Buildingcenter para adquirir un edificio en el barrio barcelonés de El Putxet, que podría ser dedicado a ofrecer servicios sanitarios o para la tercera edad; y en julio, MGS amplió su cartera inmobiliaria con la adquisición de un edificio en Madrid, en el Paseo de Recoletos, dedicado a oficinas. En total, entre enero de 2011 y septiembre de 2016, las inversiones en el sector inmobiliario del seguro español crecieron un 17%.

Fuente: Capital Madrid

2018-01-12T10:53:40+00:00 06 de septiembre de 2017|activos inmobiliarios|