En qué consisten los servicios de Project monitoring

En el sector inmobiliario se realizan operaciones complejas, por los actores que intervienen, las regulaciones y los protocolos de seguridad exigidos, y los importantes valores financiados, con múltiples variables que demandan una figura independiente de monitorización.
El Project Monitoring es un servicio que aportan datos que dan una visión clara del progreso de un proyecto inmobiliario.
Se trata de un servicio que permite intervenir para asegurar aspectos relativos a:
-la legalidad, verificando el cumplimiento de la Ley de Ordenación de la Edificación que asegura la calidad para el usuario final.
-seguridad y salud, constatando el cumplimiento de las leyes de Seguridad y salud en trabajos de construcción y el seguimiento del plan de seguridad.
-la normativa, verificando el cumplimiento de las licencias urbanísticas correspondientes al ayuntamiento donde se ejecuta la obra.
-la viabilidad económica del proyecto y de los objetivos, verificando en detalle el consumo económico de la misma, su proporcionalidad respecto del avance y su encaje en el plan de viabilidad con el que se aprobó la inversión y la financiación.
-la organización de documentos, mediante la creación de un espacio digital con toda la documentación de la promoción ordenada y accesible a personas autorizadas.
En definitiva, el servicio de Project Monitoring aporta valor añadido que supone un modo efectivo de control económico y de desarrollo de una promoción.

Permite detectar los riesgos de forma anticipada y poder actuar con las medidas correctivas necesarias, con vistas a alcanzar el objetivo previsto sin desviación del plazo ni del presupuesto establecidos en la fase de planificación. Asimismo, aporta documentación completa de la evolución de la promoción.
Estas actuaciones proporcionan informes detallados, actualizaciones y asesoramiento para brindar un control completo de la promoción. La actuación permite abordar con antelación los problemas de diversa naturaleza y elaborar un informe destinado a comunicar a tiempo a los agentes implicados.
En cuanto a las fases de que consta este proceso, se deben destacar las siguientes:
-Fase Due Diligence: se emplea para obtener información previa del estado de situación y documentación existente con el objetivo de analizar la viabilidad del proyecto según criterios económicos, técnicos y legales, con objeto de evaluar los riesgos posibles.
-Fase de Monitorización: seguimiento de la evolución del proyecto durante todo el período de realización. La inspección periódica constituye un instrumento de control por medio del cual obtener información de calidad, organizarla y notificarla a las partes implicadas.

La figura del Project Monitoring es solicitada por la mayoría de los bancos, fondos internacionales y promotores en referencia a sus inversiones, y actúa como garantía exigida por la entidad crediticia para facilitar el préstamo.

Desde Gesiberica, estamos preparados para ofrecerle un servicio integral para la gestión de activos inmobiliarios. La monitorización permite minimizar los riesgos financieros del proyecto, ya sea de urbanización o de edificación. Si lo desea, puede solicitar nuestros servicios de Project Monitoring online a través de nuestra web.

2019-01-29T13:00:16+00:00 29 de enero de 2019|Etiquetas: , , , , |